Investigación y experimentación

Investigación y experimentación como un modo de concebir la vida

Mundos madre

Los tres mundos que constituyen la vida, todavía por reunificar

Según la visión de Falco Tarassaco, la base de todo el universo está representada por los mundos madre. Todo está incluido dentro del espacio delimitado por ellos. El mundo del ser humano, el mundo del reino vegetal y el mundo de los espíritus de la naturaleza se consideran mundos madre.

Los mundos madre no cuentan actualmente con suficientes puntos de encuentro entre ellos. Esta condición impide la plena realización del diseño de nuestro universo, es decir, la "divinización de la materia", o la participación total de todas las formas existentes en su naturaleza divina.

La unificación, o superposición, de los mundos madre es, por lo tanto, un objetivo fundamental para el universo. Por esta razón, la comunicación con el mundo vegetal, la música de las plantas y la orientación de los árboles son áreas de investigación tan importantes en Damanhur.

Dado que los mundos madre no comunican directamente entre sí, el intercambio tiene lugar a través de los mundos eco, formados por las "resonancias" provenientes de los mundos madre.