Visión espiritual

Un camino para despertar la chispa divina

El "Popolo Spirituale"
Una entidad viva

Una entidad colectiva, un contenedor de emociones y valores

El Popolo Spirituale es una entidad colectiva, viva y en constante evolución, que nace de la integración de las características, experiencia y aspiraciones de todos los que deciden formar parte de él. Conecta energéticamente a sus integrantes, contiene sus experiencias y las pone a disposición de todos los componentes.
En la filosofía de Damanhur, una súper-entidad de este tipo tiene una inteligencia y recursos mayores que los que se derivarían de la simple suma numérica de sus miembros. Podemos comparar el Popolo con un cuerpo humano en el que cada persona es una célula y, a través de la interacción con otras células, desarrolla funciones de otro modo impensables.
Ser Popolo significa compartir ideales, cultura y arte, y participar en modelos de vida que se adhieren a esos principios, valorando las diferencias e integrándolas en un sueño común: el despertar de la humanidad. El Popolo Spirituale es una reserva de fuerza espiritual y quien elige formar parte de ella puede recibir energía e inspiración.
En un momento histórico en el que muchos pueblos están desapareciendo y, junto con ellos, una gran parte de la riqueza espiritual y cultural de la humanidad, Damanhur ha elegido crear este nuevo grupo humano con una expresión filosófica, artística, social y cultural propias para hacer una contribución significativa a la historia de la humanidad.
La pertenencia al Popolo está abierta a investigadores del espíritu de todo el mundo, a los que se sienten cercanos a los objetivos de Damanhur, a cualquier persona que quiera aprovechar esta oportunidad para conectarse con los demás, para ser puntos de luz en el planeta.

Cómo participar

Muchas maneras de participar, desde cerca o desde lejos

Entrar a formar parte del Popolo Spirituale es muy sencillo: escribiéndonos se puede tener un primer contacto y recibir información más detallada. Posteriormente, es importante venir a visitarnos a Damanhur.
La participación en el Popolo no depende de ser ciudadano o vivir en comunidad, de hecho, forman parte muchos amigos de diferentes orígenes, pero es importante conocer directamente la realidad de la que todo nace ¡y darse a conocer! La conexión con el Popolo se produce a través de una ceremonia de entrada, íntima y sencilla, en la que se da una pulsera que conecta a cada individuo con todo el Popolo.
Los miembros del Popolo Spirituale están conectados tanto a nivel energético como práctico, a través de una red de intercambio que les permite estar informados. Los miembros del Popolo se ayudan entre sí con un sentido de hermandad; quien forma parte del Popolo Spirituale piensa de forma positiva y con optimismo, dando vida, a través de una dimensión tanto individual como de grupo, a los acontecimientos que son positivos para el futuro del planeta.

Un miembro del Popolo Spirituale:
- piensa positivamente de sí mismo y de los demás.
- nutre la unión con los demás miembros del Popolo y hace lo posible para apoyarlos a través de la confianza, el respeto, la claridad y la solidaridad.
- cree en el valor de la transformación interior continua.
- sabe aceptar y apreciar la diversidad.
- basa su relación con el entorno y con los demás en los valores de la espiritualidad, de la investigación y de la ecología; se compromete a respetar y conservar los recursos y a evitar en lo posible las formas de contaminación y los residuos.
- promueve y difunde estos principios para que otros puedan compartirlos, con el fin de crear una red de "puntos de luz" en todo el planeta.