Spiritual Vision

Un camino para despertar la chispa divina

El saludo a los árboles

Un gesto de respeto para entrar en contacto con la naturaleza

En cada territorio damanhuriano, hay un "árbol del saludo" a través del cual cada persona que llega anuncia su presencia a las entidades del lugar. Cada territorio es un ambiente vivo en el que conviven plantas, animales, espíritus de la naturaleza y personas. Los damanhurianos saludan apoyando la frente sobre el tronco del árbol y agradeciendo estar rodeados de muchas formas de vida.

Para ello, los damanhurianos eligen un árbol adulto que sea representativo de la zona y que se encuentre en un lugar de fácil acceso. Se eligen árboles porque, como todas las plantas, tienen la característica de equilibrar el ecosistema espiritual. En algunos territorios damanhurianos, en vez de un árbol se ha elegido un menhir que reviste misma centralidad. A menudo, los sueños y mensajes inspirados indican a los habitantes qué elementos elegir como puntos de saludo.