Vivir en comunidad

Una federación de eco-comunidades espirituales abiertas al mundo

Filosofía

Para cambiar, necesitamos la ayuda de los demás.

En la visión filosófica damanhuriana, nos damos cuenta de que necesitamos a los demás cuando deseamos realmente cambiarnos a nosotros mismos y al medio que nos rodea. 
La elección de vivir en comunidad está motivada por el deseo de crecer a nivel espiritual, y se crece cuando los límites del carácter y los hábitos se suavizan a través del intercambio con los demás.
Por esta razón, Damanhur se basa en la relación constante entre las personas: las comunidades en las que vivimos, los procesos colectivos de Meditación y las experiencias en los distintos grupos que animan la vida en la Federación de comunidades. En las enseñanzas del fundador Falco Tarassaco, la comunidad y los grupos de estudio y de investigación son funcionales para la consecución de objetivos prácticos, pero representan también la mejor manera de limitar nuestros defectos y desarrollar nuestros talentos profundos, progresando hacia el despertar la chispa divina dentro de cada uno.
En cuarenta años de vida en común, los damanhurianos han dado vida a un sueño extremadamente práctico: una eco-comunidad espiritual en la que viven seiscientas personas, cuyas relaciones están basadas en la solidaridad, el sentido de responsabilidad, el juego, el sentido del humor y la creatividad. La acción constante, la confianza en los demás y el espíritu de servicio en todas las funciones que llevamos a cabo son otros elementos básicos de la filosofía social damanhuriana.
Comunidad significa "unión entre individuos", lo que se traduce en dar valor a los individuos a través del pensamiento y las acciones en común. Lo más valioso de Damanhur son las personas, porque sólo gracias a la diversidad de cada uno podemos crear a una realidad rica, variada y compleja.